CUIDADOS DE PRODUCTO

• Hidratación

Nuestra recomendación es que siempre que compres una prenda de cuero inviertas en productos para su cuidado. En cualquier caso, una crema de manos será válida para mantener hidratada la piel.

• Limpieza

El cuero y el agua no son muy compatibles. Utilizar un paño húmedo para retirar el polvo y la suciedad para más tarde aplicar una crema limpiadora especial.

• Déjalo secar de forma natural

Es preferible no poner la piel al sol. Dejar que se sequen en un lugar a temperatura ambiente, lejos de fuentes de calor directa. El cambio de temperaturas modifica su estructura química y puede cambiar su forma. No usar secador.

• Aléjalo del plástico

No introducir la piel en bolsas de plástico ya que éste no permite que respire por lo que la generación de moho es posible. Guardar en un lugar ventilado, preferiblemente oscuro y seco, ya que la luz del sol o la humedad pueden decolorarlo o dañarlo.


Volver arriba